15 criaturas únicas de la mitología nórdica

Affiliate Disclosures

Los nueve mundos de la mitología nórdica están llenos de criaturas extrañas, tales como gigantes, enanos, elfos, nornas, y, por supuesto, el Kraken. Más aún, a pesar de que en la mitología nórdica se habla principalmente de los dioses, son estas criaturas las que en realidad definen la historia de este universo legendario y el destino de sus habitantes.

En esta lista encontrarás 15 de las criaturas nórdicas más conocidas, junto con la explicación del rol que juegan dentro de la mitología nórdica.

Elfos

En la mitología nórdica, hay dos tipos diferents de elfos: los dokkalfar (elfonos oscuros) y los ljosalfar (elfos de luz).

Los dokkalfar vivían bajo la tierra y se cree que eran similares a los enanos pero con la piel completamente negra. Los ljosalfar, por otro lado, poseían una belleza radiante y eran considerado iguales a las dioses.

Todos los elfos nórdicos eran muy poderosos y tenían la habilidad de traer terribles enfermdades sobre las poblaciones humanas, aunque también podían curarlas. Cuando un elfo y un humano tenían hijos, estos tenían la apariencia física de un humano, pero aparte heredaban impresionantes poderes mágicos y una gran intuición.

Huldras

Las huldras son una criaturas femeninas típicamente descritas como mujeres hermosas, decoradas con una corona de flores, y cabello largo rubio que les cubría la espalda. Pero, a pesar de este aspecto maravilloso, las huldras tenían cola de vaca, por lo que eran temidas por los hombres.

Conocidas también como las ‘guardianas del bosque’, las huldra seducían a los hombres jóvenes, atrayéndolos hacia las montañas, en donde los retenían como prisioneros.

De acuerdo con un mito, si una huldra llegaba a contraer matrimonio con un hombre joven, ella pasaría a convertirse en una mujer vieja y fea. No obstante, esto tenía su lado positivo, ya que la huldra también dejaría de tener cola y ganaría una gran fuerza.

Fenrir

Considerado como uno de los lobos más famosos de la historia, Fenrir es uno de los hijos de la gigantesa Angroboda y el dios nórdico Loki; siendo sus hermanos la serpiente del mundo, Jörmungandr y la diosa Hel. Según el mito del Ragnarok, Fenrir y sus hermanos estaban destinados a desencadenar el fin del mundo.

Fenrir fue criado por los dioses de Asgard. Ellos sabían que Fenrir estaba destinado a matar a Odín durante el Ragnarok, así que para dilatar este acontecimiento, los dioses encadenaron a Fenrir con una cadena especial, hecha de seda mágica. No obstante, se creía que eventualmente Fenrir rompería sus ataduras, y cumpliría con su destino.

Entre los nórdicos Fenrir no era visto realmente como una criatura maligna, sino más bien como una parte inevitable del proceso natural de la vida. Muchos lobos que aparecen en obras literarias están inspirados en el Fenrir.

El Kraken

El Kraken es un famoso monstruo nórdico descrito como una calamar o pulpo gigante. Según algunos episodios míticos nórdicos, se decía que el cuerpo del Kraken era tan grande que los navegantes con frecuencia lo confundían con una isla.

Quienes ponían un pie en esta isla, no obstante, se hundían con el monstruo dentro del mar y morían poco después devorados. Además, cada vez que el Kraken salía a la superficie, la agitación impulsada por su cuerpo provocaba grandes torbellinos en el agua, lo que hacía que los barcos fueran todavía más vulnerables a sus ataques.

El Kraken también podía atraer peces liberando su excremento en el agua, el cual se dice que era espeso y compacto. Estos desechos tenían un potente pero atractivo aroma que llamaba la atención de los peces y los hacía nadar directo hacia el monstruo. Es muy posible que el Kraken haya sido creado a partir de los calamares gigantes que se ven de vez en cuando en el mar.

La Mare

La Mare era una criatura maligna de la mitología nórdica, conocida por ser capaz de provocarle pesadillas a las personas al sentarse sobre el pecho de los durmientes. Es posible que el nombre de este monstruo se derive la palabra night-mare, que es el término en inglés para ‘pesadilla’.

Muchos creen que esta terrorífica bestia es la manifestación de las almas de quienes murieron de forma violenta durante la noche.

Algunos dicen que las ‘mares’ eran también brujas que podían transformarse en animales, tales como gatos, perros, sapos y bueyes. Esto ocurría cuando el espíritu de la bruja abandonaba su cuerpo, para rondar por el mundo. También se decía que si la Mare (el mostruo) tocaba algún ser vivo, como personas, árboles o ganado, su cabello o sus ramas se volvían enredadizos.

Jormungandr

Conocido también cómo la ‘Serpiente de Midgard’ o la ‘Serpiente del Mundo’, Jormungander era hermano del lobo Fenrir, nacido de Angroboda y Loki. Como el Fenrir, la Serpiente del mundo está predestinada a tener un rol clave dentro de los eventos del Raknarok.

Fue profetizado que esta serpiente gigante crecería tanto que eventualmente su tamaño abarcaría todo el mundo, al punto de que en algún momento Jormungandr se mordería su propia cola. Una vez que Jormungandr soltase su cola, esa sería la señal del inicio del Ragnarok.

Jormugandr es retratado como una serpiente o como un dragón. En las representaciones en donde aparece, Jormungander es arrojado al mar que rodea Midgard, por Odín, padre de todos los dioses del panteón nórdico, en un intento por evitar que la serpiente cumpliera con su destino.

Durante el Ragnarok, Thor será el encargado de matar a Jormungandr, pero esto no ocurrirá sin que antes el dios sea mordido y envenenado por la serpiente.

Audumbla

Audumbla (escrito también como ‘Audhumla’) era una vaca primigenia de la mitología nórdica. Se decía que de las ubres de este hermoso animal salían cuatro ríos de leche. Audumbla llegó a vivir en la cima de unos picos helados, hechos de sal, los cuales lamió por completo en tres días, liberando así a Buri, el abuelo de Odín, que se encontraba encerrado allí. Esta criatura también amamantó a Ymir, el gigante de hielo primodial. Se considera que Audhumbla es la ‘más noble de las vacas’, motivo por el cual ella es la única de su especie en ser aludida por un nombre propio dentro de la mitología nórdica.

Nidhoggr

Nidhoggr (o Niddhog) era un dragón gigante con garras enormes, alas de murciélago, escamas que le cubrían todo el cuerpo y cuernos que sobresalían de su cabeza.

Se dice que Nidhoggr estaba masticando constantemente las raíces de Yggdrasil, el árbol del mundo. Considerando que las raíces de Yggdrasil eran lo que mantenía unido los nueve reinos del universo, se podría decir que Nidhogg literamente se dedicaba a roer las raíces del cosmos.

Los cadáveres de todo tipo de criminales, como los de los adúlteros, los que rompían juramentos, y los asesinos iban a parar al Nadastrond, el reino gobernado por Niddog, donde esta criatura se dedicaba a masticarlos.

Ratatoskr

Ratatoskr era una ardilla mítica que, según las leyendas nórdicas, fungía como mensajera entre el águila que anidaba en la cima de Yggdrasil (o árbol del mundo) y el dragón Nidhoggr, que vivía debajo de las raíces del mítico árbol. Ratatoskr era una criatura engañosa que aprovechaba cualquier oportunidad que tenía para atizar la enemistad existente entre las bestias que vivían a ambos extremos de Yggdrasil; lo que lograba tergiversando los mensajes que se enviaban la una a la otra, o intercalando insultos en las misivas.

Algunos dicen que Ratatoskr era una ardilla perfida que en secreto deseaba destruir al árbol del mundo, pero que, debido a su falta de poder, se dedicaba a enfurecer a Nidhoggr y al águila legendaria, para que ambos destruyeran a Yggdrasil en su lugar.

Huggin y Muninn

En la mitología nórdica, Huggin y Muninn era los dos cuervos ayudantes de Odín, el padre supremo. El rol de estas criaturas era actuar como los ojos y los oídos de Odín, volando alrededor del mundo para recolectar información. Cuando estaban de vuelta, los cuervos se sentaban en los hombros del dios y le susurraban todo lo que habían descubierto.

Ambos cuervos simbolizan la omnipresencia y el vasto conocimiento de Odín. A pesar de que eran sus mascosas, Odín le prestaban más atención a estos cuervos que a sus propios súbditos, fuesen inmortales o no. Al ser adorados por los pueblos nórdicos, estos cuervos aparecen retratados junto a Odín en diferentes piezas artísticas.

Nornas

Las nornas son, discutiblemente, las criaturas más poderosas dentro de la mitología nórdica. Se trata de seres que controlaban el destino de los dioses y los mortales, decidiendo qué acontecimientos les tocaría a en suerte a cada uno y cómo y cuándo habrían de ocurrirles. Existían tres normas, cuyos nombres eran:

  • Urðr (o Wyrd), palabra que significa ‘pasado’ o más específicamente ‘destino’.
  • Verdandi, nombre que alude a ‘lo que está en vías de ser’.
  • Skuld, que significa ‘lo que será.

Las nornas eran similares las moiras, las diosas del destino de la mitología griega. Las nornas también eran responsables por cuidar a Yggdrasil, árbol que servía como base para los nueve mundos. Se dice que para evitar que el árbol muriera, las nornas rociában sus ramas con agua tomaba del pozo de Urd. Sin mebargo, aunque esta medida pudo ralentizar la muerte de Yggdrasil, no la detuvo por completo.

Sleipnir

Sleipnir era una de las criaturas más únicas de la mitología nórdica. Sleipnir, el caballo de Odín, tenía ocho patas, cuatro en su parte trasera y cuatro adelante, de modo que la montura pudiera mantener una extremidad en cada uno de los reinos nórdicos de manera simultánea. La ‘madre’ de Sleipnir era Loki, el dios nórdico del engaño, quien se transfomó en una yegua en una ocasión y fue inseminado por un semental. Lo anterior convierte a Sleipnir en la única criatura nórdica con dos padres.

De Sleipnir se decía que era un semental de gran hermosura y poder, con un lomo color gris tormenta, y una potencia que lo hacía el mejor de todos los caballos. Odín se ocupó de cuidar muy bien de él y lo montó en cada una de las guerras en las que participó.

Troles

Hay dos tipos de troles en la mitología nórdica: los troles feos, que vivían en las montañas y los bosques, y los troles pequeños, que se parecían a los gnomos y vivían en el subsuelo. Ninguno de estos eran muy inteligentes, pero sí se les consideraba maliciosos, especialmente en relación a su trato con los humanos. Muchos troles poseían poderes mágicos y proféticos.

Se dice que muchos de los peñascos que se encuentran en los campos escandivanos son en realidad troles que fueron tocados por los rayos del sol (lo que según la tradición los volvía de piedra). Otros piensan que estos peñazcos aterrizaron en donde se encuentran actualmente luego de ser utilizados como armas por los troles.

Valquirias

Las valquirias eran espiritus femeninos que servían a Odín en las batallas. Mientras que la mayoría de las valquirias tenían nombre propio, en los mitos nórdicos muchas veces se aludía a ellas de manera grupal, puesto que todas compartían un propósito común.

Las valquirias eran guerreras hermosas y elegantes con pieles blancas y cabellos igual de dorados que el sol o tan negros como la noche. Era trabajo de las valquirias elegir qué mortales habrían de morir en batalla y cuáles vivirían. Las valquirias usaban sus poderes para causarle la muerte a todo los guerreros que no estuviesen entre sus favoritos.

También era trabajo de las valquirias llevar a los héroes fallecidos al Valhalla, el lugar sagrado donde el ejército de Odín se preparaba para la llegada del Ragnarok.

Los draugar

En la mitología nórdica, los draugar (singular: draugr) eran criaturas similares a los zombies –en el sentido de que eran no-muertos–, y con fuerza sobrehumana. Se dice que los draugar tenían la capacidad de incrementar de tamaño a voluntad, y que podían tragarse un persona entera si querían. Asimismo, siempre cargaban un potente olor a cadáver putrefacto.

Los draugar residían en tumbas que podían ser propias o de personajes importantes, quienes eran enterrados con tesoros. Estas criaturas se encargaban de defender las riquezas ocultas en sus criptas, pero también destruían o torturaban a los vivos que los habían perjudicado en vida.

Se dice que los draugar podían morir por segunda vez si eran quemados o desmembrados. Mucha gente pensaba que quienes era particularmente avaros, inpopulares o crueles en vida, se convertirían en draugar al morir.

En resumen

A pesar de ser menos numerosas que las criaturas de la mitología griega, las de la mitología nórdica compensan su cantidad con una rareza y ferocidad únicas. Hoy día, estas criaturas aún se consideran entre los seres mitológicos más singulares que han existido. Más interesante aún, se sabe que estas criaturas han influenciado la cultura moderna, en especial la literatura, las artes y el cine.

Etiquetas: